Tercera Asamblea parroquial de Contamana

22 abr 13. Acabamos de celebrar, en la parroquia, la tercera Asamblea, precisamente en el día de Pentecostés, día en que el Espíritu une lo disperso y suscita diversos carismas para el bien común (19 mayo); este puede ser el resumen de la experiencia que hemos vivido en nuestra comunidad cristiana de Contamana.

El tema de la Asamblea era: “Edificados… ¿sobre arena o roca?” En este Año de la fe la Iglesia nos propone que redescubramos los contenidos de la fe profesada, celebrada, rezada y vivida. Como símbolos que presidian la Asamblea: la “Piedra angular” y sobre ella la Iglesia, edificada con piedras vivas.  La pregunta que ha sido  objeto de reflexión en todos los grupos, ha sido: ¿dónde está cimentada nuestra fe? ¿Sobre arena o sobre roca?

4

La asamblea la conducía Joana Arseli, cada momento fue introducido con sabías y acertadas palabras; después de una calurosa bienvenida y una dinámica para crear ambiente, nos introdujo en la oración, nos dijo que esta ha de ser “nuestra primera mirada: centrarnos en Dios”; invitando al hermano Cobo a dirigir la oración. Una oración basada en textos de la Escritura donde fuimos reconociendo y rezando que Dios es nuestra Roca, donde los demás apoyos (salud, dinero, edad y poder) no son roca, donde Jesucristo es la piedra salida de la Roca y la Iglesia edificada sobre Roca, edificándonos unos a otros, terminamos cantando: Viviremos firmes en la fe.

5

Después de la oración fue invitado nuestro párroco, el hermano José Luis, quien señalo la importancia de la participación en las Asambleas como medio para caminar juntos, romper con el aislamiento de grupos; formarnos en la fe viva y seguir construyendo la comunidad de Contamana, alentada por el Espíritu que nos guía.

7

Luego, Joana Arseli presentó el tema de la Asamblea: Edificados… recordando que todos los grupos de la parroquia, durante este mes, se habían reunido para reflexionar sobre el tema, ayudados de un folleto, elaborado por el consejo pastoral. ¡Qué maravilla ver a todos los grupos estudiando, reflexionando y orando juntos! A continuación escuchamos la presentación de los distintos grupos, para este momento fue invitado Jon; como es habitual en él, nos hizo poner de pie y con una dinámica bien sencilla nos abrió los ojos para hacernos descubrir que necesitamos fomentar la acogida y la amabilidad de unos con otros.

Cada representante de grupo fue proponiendo qué podíamos hacer para  crecer en una buena fundamentación la fe. La mayoría de los grupos coincidieron en la necesidad de leer, conocer, estudiar y orar la Biblia, Palabra de Dios; seguir con la dinámica de trabajar, en los grupos, el tema de cada Asamblea logrando una mayor conciencia colectiva y, continuar empeñándonos en el esfuerzo de una nueva evangelización.

Tras la presentación, siguieron algunos testimonios de vida de algunas personas, quedándonos como convicción que si la fe no se renueva y fortalece, la podemos reducir a una costumbre o rutina que termina por desvanecerse o perderse. El Espíritu nos inspira la confesión de fe:  Jesús, el Señor, es la piedra angular sobre la cual se cimenta la Iglesia y la comunidad.

Se nos invitó a hacer un receso para compartir como miembros de una gran familia y tomar un refresco. La conversación agradable permitió seguir creando un ambiente que favorecía la escucha y la participación activa. Tuvimos que prolongar el tiempo de receso, era ya de noche, la luz no tenía fuerza, el equipo de voz no funcionaba y el proyector se apagaba; vencimos este obstáculo pacientemente. Vino la luz con más fuerza y seguimos la Asamblea.

8

Joana Arseli nos introdujo en otro momento muy importante de la asamblea, el  dar a conocer los esfuerzos que está realizando nuestra comunidad para fundamentar la fe, son como dos ventanales de nuestra comunidad: la “formación” y  la “caridad”.

La hermana Bertha expuso, con maestría, el “itinerario de fe” que se inicia con los cinco años hasta la integración en la comunidad parroquial. Y luego, la ventana de la caridad,  presentando los distintos servicios que ofrece nuestra comunidad: El centro de educación especial, tal como dijo, Cristian una “mirada que dignifica la vida de todos esos niños y niñas”; los talleres luz de esperanza (confección, computación y cocina-repostería), “una respuesta a mujeres y adolescentes en situación de vulnerabilidad”, así nos lo dijo Manuela; y, finalmente, el “proyecto de viviendas en el barrio Faustino Zapico Ramos”, un sueño que se va haciendo realidad con el trabajo común de las entidades que colaboran, los beneficiarios y el grupo de voluntarios samaritanos; nuestra filosofía es “hagamos digna la vida y las viviendas de los necesitados, seguimos trabajando por un cambio de actitud que permita abrazar la vida, don de Dios y tarea nuestra”, esta presentación estuvo a cargo de Adolfo, conocedor a fondo de este proyecto que nos compromete como Iglesia en Contamana.

9

Finalizamos la Asamblea con la Eucaristía, fuente de vida que acrecienta nuestra comunión con Dios y con el prójimo. Hoy celebramos Pentecostés, esta Asamblea ha sido un nuevo Pentecostés, el Espíritu nos une y nos mueve a caminar como comunidad tras las huellas de Jesús.  Agradezcamos a Dios por su inmenso amor y por todas las maravillas que nos regala cada día; agradezcamos la presencia oculta y manifiesta del Espíritu Santo que nos ha acompañando y nos seguirá acompañando a los hermanos y hermanas; agradezcamos a todos los que han participado en la preparación de esta 3º asamblea y a todos los que están aquí presentes, marchemos contentos por lo visto y escuchado, comprometámonos, nos dijo Joana Arseli, en seguir formándonos en la fe y practicando la fe, mediante el ejercicio de la caridad.